Termostatos y limitadores EGO.

Diseñados para una flexibilidad máxima, los termostatos y limitadores de temperatura de seguridad EGO están disponibles prácticamente para cualquier uso. Además de en electrodomésticos, los termostatos y limitadores de temperatura de seguridad EGO se utilizan, por ejemplo, en la ingeniería médica, tecnología de calefacción, plantas industriales o calentadores de agua.

Los termostatos EGO están basados en un concepto que proporciona un grado de flexibilidad elevado. Durante las últimas décadas, han ido ganando importancia en el sector de los electrodomésticos de todo el mundo.

Funcionamiento

El detector de temperatura consiste en un sensor, un tubo capilar, un diafragma y un fluido de expansión. Cuando el sensor se calienta, el fluido se calienta y se expande. La expansión del fluido aumenta la presión en el sistema de circuito cerrado. Ese aumento de presión se convierte en un desplazamiento del diafragma.

Este desplazamiento, también llamado recorrido, activa un interruptor de acción rápida que abre o cierra los contactos en el circuito eléctrico. La variable de referencia se ajusta por medio del eje de reglaje del termostato.

Los termostatos funcionan con incrementos de recorrido muy cortos. Un trayecto de 0,01 mm es equivalente a cambios de temperatura de aproximadamente 1 K. Esta precisión está respaldada por meticulosos trabajos de precisión durante la etapa de fabricación